Johann Lurf 1

viernes 6, 23:15
Sala Compasión
• 44 min.
Johann Lurf
Austria
4 min.
2914
12 cabeceras de las productoras más poderosas del mundo se entremezclan hasta desembocar en el caos. Disney, Paramount, Warner Bros., Dreamworks… Lurf parodia la grandilocuencia de esas grandes compañías, explotando su imagen icónica hasta diseminar su sentido. El cineasta austriaco se apropia del mainstream para convertirlo en una obra maestra del estructuralismo en 3D, una sinfonía diabólica que alude al poso indeleble que esas dudosas “fábricas de sueños” han dejado en nuestra psique.
Johann Lurf
Austria
3 min.
2009
Instantes fílmicos se suceden en un vertiginoso montaje sin otra correlación aparente que la sincronía con el sonido óptico que lo orquesta. Una colección de miles de fragmentos de películas constituyen esta extraña utopía cinéfila de Lurf: invocar la historia del cine en un solo film.
Johann Lurf
Austria
5 min.
2011
Esta película se centra en una forma muy especial de construcción de calles, en un sentido muy literal. Un tipo de nave espacial de hormigón, un paso subterráneo creado debajo de una rotonda, es el telón de fondo silencioso que sirve como entrada nocturna en la película.
Johann Lurf
Austria
5 min.
2012
Una (otra) exploración perceptiva de Lurf. Un embalse abandonado con su enorme osamenta de concreto empieza a tomar movimiento gracias a la oscilante arquitectura de la luz que la cámara capta. El mundo es todo menos estático.
Johann Lurf
Austria
10 min.
2014
«General Dynamics European Land Systems Steyr»: Estas palabras se pueden leer hacia el final en el EMBARGO de Johann Lurf. La película tiene un título revelador, casi ominoso, y se acompaña de la información que trata sobre la industria de armas y sus ubicaciones.
Johann Lurf
Austria
12 min.
2015
Un estudio visual del paisaje marino en la Habana Vieja. Quietud y movimiento en imágenes poderosas para observar el choque entre la industria y la naturaleza, entre la costa y el mar. (FILMAFFINITY)
Johann Lurf
Austria
5 min.
2019
Una rueda hidráulica emplazada en un río, con una de sus caras dividida en diferentes formas y colores. En reposo o en movimiento, es iluminada por una luz estroboscópica. Lurf vuelve a preguntarse en qué creen nuestros ojos y a explorar el enigmático territorio entre la realidad y lo percibido.