¡¡¡¡Amigos cinéfilos!!!!

Dice la canción: “veinte años no es nada”; este año , 2019, Aguilar de Campoo celebra sus 31 años de Festival, un largo camino, una dilatada trayectoria, en la que ha prevalecido lo positivo, en la que conservamos en el recuerdo a las personas que han sumado, que han aportado algo desde lo que seguir creciendo; Administraciones que han apoyado, de forma incondicional, esta actividad cultural, y a la que hoy ya se han sumado todas. Pero no puedo olvidar que también hemos ido salvando escollos, problemas y zancadillas que, desde el protagonismo del ego personal, nos han ido poniendo. Y digo, nos han ido poniendo, porque se lo han hecho a los aguilarenses, a la cultura, y a toda la familia que conforma el cine, desde el corto al largo, en todos sus formatos.

Este año, los aguilarenses reconocemos el trabajo de Javier Fesser, una persona comprometida con los valores del cine, en todo su ámbito, por haber sido capaz de mantener, por encima de todo, el mensaje intrínseco, de conciencia social, en todos sus trabajos.

Nuestro Festival debe su progreso y crecimiento, en definitiva, su consolidación, a los aguilarenses que no han dejado, en ningún momento, hacer sentir su aliento en la nuca del Ayuntamiento, promotor de este evento, en el que se han ido implicando empresas, comercios, colectivos y administraciones. Aquí quiero agradecerles a todos ellos su incansable ánimo, su exigencia, su compromiso y su incansable interés en la cultura de calidad.

Es un orgullo poder seguir trabajando, y esforzándonos, en la línea de trabajo que tantas satisfacciones nos ha reportado y que ha sido reconocida muy recientemente.

Tenemos una programación cultural ejemplar, que se prolonga a lo largo de todo el año, y que ha marcado una línea de compromiso con el territorio y la gente que habita en él.

Gracias a los patrocinadores, los colaboradores, los voluntarios, y a todo el personal del Ayuntamiento, que hace posible seguir cumpliendo años a nuestro Festival, y disfrutar durante unos días de cine, en formato corto, pero CINE, con mayúsculas, en cantidad y calidad.

Señoras y Señores, están invitados a disfrutar de cine en Aguilar de Campoo.
CARPE DIEM. Aprovechar el “cine” ……..

María José Ortega Gómez

Alcaldesa-Presidenta de Aguilar de Campoo

Aguilar de Campoo, pasión por el cine.

Se acerca uno de los momentos más esperados del año para los amantes del séptimo arte. Y es que un año más el emblemático Cine Amor se viste de gala para convertirse en sede de nuestro querido “FICA”, ahora con más sabor internacional, denominándose Aguilar Film Festival, que llega este año a su trigésimo primera edición.

Hablar de Aguilar de Campoo en estas fechas es departir sobre cine, conseguir con trabajo e ilusión el mejor maridaje entre cultura cinematográfica y patrimonio de la monumental Montaña palentina. Románico en estado puro, calles y plazas con historia; impresionante paisaje y una rica gastronomía. Aspectos que hacen de Aguilar, todo un placer para los sentidos en estos primeros días de diciembre.

El Aguilar Film Festival ha sabido evolucionar y llevar el nombre de la villa galletera que lo acoge desde 1989 a la primera plana del panorama cinematográfico.  Solo tenemos que echar una ojeada a los participantes y a la calidad del material que se proyecta año tras año, para saber porqué.

Es un placer para mi dedicaros estas líneas, con el renovado deseo de que esta edición vuelva a ser un éxito, y que perdure el buen nombre de un festival que comenzó como una aventura y que hoy se ha consolidado como una cita destacada en el panorama cultural nacional e internacional.

Prevenidos… cámara, ¡acción! Se rueda en Palencia.

Ángeles Armisén

Presidenta de la Diputación de Palencia

Sería una osadía que alguien que acaba de llegar a la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Aguilar de Campoo hablase de una propuesta cultural como el “Aguilar Film Festival” desde dentro, cuando el recorrido de este proyecto le supera incluso en edad.

Aguilar es un referente de nuestra región a nivel cultural porque ha sido capaz de ofrecer al público una oferta consolidada y de calidad a lo largo de los últimos años, pero no solo eso, ha conseguido hacerlo en una zona rural, y eso, en los tiempos que corren, tiene un valor añadido inestimable.

Si construyésemos una nueva definición de cultura, la libertad formaría parte de una de las acepciones ineludiblemente, y es que la cultura no es si no una de las mejores y mayores expresiones de libertad que posee cualquier ser humano. Y a esa definición se ajusta sin matices el proyecto que este año cumple 31 años, un proyecto que trasciende más allá del período en el que se programa, y que resulta efímero al mismo tiempo.

Un festival que ha sabido conservar su esencia y crecer al mismo ritmo que los tiempos, introduciendo novedades año tras año para seguir ofreciendo a un público fiel una programación a la altura de sus expectativas.

Es una iniciativa valiente que, centrándose en la cultura, escoge el cine, y centrándose en el cine, escoge el formato de duración más corta, ese formato que tiene la capacidad de condensar en pocos minutos el mismo torrente de emociones que cualquier largometraje.

Una propuesta que no se conforma solo con llenar salas de espectadores, si no que trata de educar y acercar al público más joven las nuevas tendencias cinematográficas, de diseño, de proyección…diseñando una oferta paralela para los centros educativos del municipio y creando cantera.

Un proyecto que sin descuidar lo local, cada año rompe más barreras para abrirse camino no solo a nivel nacional, posicionándose como uno de los festivales más importantes de nuestro país, sino también a nivel internacional.

Escuchamos con cierta asiduidad hablar de la despoblación, creo que es complicado hablar de este fenómeno sin caer en tópicos o incoherencias, pero de lo que no tengo ninguna duda es de que esta propuesta cultural si es una forma de luchar contra la despoblación, porque no hace otra cosa que dar motivos a la gente para quedarse.

No puedo dejar de hacer referencia a la responsabilidad social que este festival lleva consigo y es que no solo busca la integración y la inclusión en cada una de sus acciones, sino que además es sensible al impacto medioambiental que genera introduciendo nuevos materiales de impresión y dando más protagonismo a formatos digitales.

Bienvenidos, un año más.

Sandra Ibánez Díez

Concejala de Cultura, Turismo y Desarrollo Municipal de Aguilar de Campoo

Queridos amigos,

Diciembre abre otro año más un paréntesis ‘de cine’ en nuestro municipio. Espero que disfrutéis estos días de unos momentos únicos con la proyección en la gran pantalla de estas breves pero intensas historias y de todas las personas que lo hacen posible.

Galletas Gullón sigue, un año más, fiel a este Festival que se ha consolidado dentro del panorama nacional como un sitio de encuentro obligado para cinéfilos y cineastas. Apoyamos así la cultura desde nuestro municipio.

Quiero dar las gracias desde Gullón a los organizadores del festival que con su incansable entusiasmo consiguen traer a Aguilar de Campoo los mejores cortometrajes del momento; a los actores, productores y directores que cada año se reinventan y nos ofrecen una filmoteca completa de temas de actualidad, documentales, animación o ficción.

Y a todos los espectadores, les animo a ser los mejores guías de todo aquel que se acerque a conocer nuestras costumbres, nuestro privilegiado entorno, nuestra gastronomía y nuestras gentes. A todos ellos les invito a participar de todos los talleres y actividades que se celebran entorno al festival, especialmente el MINIFICA.

Un cordial saludo,

Lourdes Gullón Rodríguez

Presidenta de Galletas Gullón